GORDO MASTER COLOCA EL SELLO QUE DUELE

publicado el viernes 07 de junio del 2013 a las 17:13 | review | 505 hits

Le dedicamos unas lineas al nuevo videoclip de Gordo Master dirigido por Noeke Films, extra?do de su pr?ximo disco "Las 13 T?cnicas del Maestro".

Las 13 Técnicas del Maestro es el nombre del próximo trabajo de Gordo Master. Como la mayoría sabréis, su fecha de lanzamiento está prevista para verano de este mismo año. Pero para amenizar la espera y caldear aún más el ambiente de la ciudad, Noeke Films ha querido que sepamos de antemano lo que nos espera de la mano del Gordo y compañía. ¿Cómo? Regalándonos el videoclip de Coloco Mi Sello, single que sin duda dejará marca; y si no que se lo pregunten a uno de los dos protagonistas del vídeo.

gmrw01La clásica advertencia de contenido explícito preside el comienzo del clip, cuyo sonido mecanográfico ya nos evoca, junto con la mancha de sangre, nuestras fantasías más gores, alimentadas por sangrientas películas de terror ochenteras, y ese videojuego en el que había sangre a borbotones, zombies y máquinas de escribir que servían para guardar la partida. Pero tranquilos, esto no es Raccoon City, sino Malaga City, o la terrorífica visión que tiene un Maestro de la ciudad. Sin embargo, vendrá a salvarnos de cualquier zombie que vaya de Jason cuando no llegue ni a walking dead.

gmrw02¿Argumento? Simple y efectivo, nada de adornos ni caprichos vacuos. Un contrapicado a contraluz nos muestra la grande figura del Maestro (Gordo Master), que ataviado de un delantal de carnicero y una máscara integrada en su faz, no dudará en torturar sin piedad a un musculoso chico (Kiko Nieto), atado a su merced en el lúgubre sótano oculto, iluminado por un tenue foco y una amarillenta bombilla que oscila inexorablemente. Como podéis ver, una bucólica escena propia del paraíso. El de John Milton, claro está: el paraíso perdido del infierno. Quizás estos chicos piensen como Mark Twain: “El paraíso lo prefiero por el clima, el infierno por la compañía”.

A lo largo de cuatro interminables y exquisitos minutos, Noeke Films muestra como Gordo Master tortura salvajemente a su víctima con todo lujo de detalles. Un despliegue de recursos cinematográficos de todo tipo, como planos de conjunto,gmrw03 primeros planos en los rostros y estremecedoras vistas subjetivas hacen que el espectador casi sienta la necesidad de retorcerse de dolor y placer contemplando amputaciones, golpes, cortes y demás perversiones. En este sentido, hemos de destacar también el excelente modo con el que se ha usado el fuera de campo, magistralmente empleado en la escena que nos muestra unos cristales, a través de los cuales chorrean regueros de sangre mientras escuchamos el sonido de los instrumentos usados por el Maestro. El montaje y la frecuencia de repetición al alternar de herramienta de tortura muestran la elaboración y profesionalidad puestas en la parrilla.

No os asustéis, todo parecía ser un sueño. Nuestro cristo particular se levanta sobresaltado de su colchón, contempla la hora del reloj, que marcan las 13:13 (qué cachondo nuestro Andrés), y más allá de toda superstición, continúa escuchando su disco.gmrw04 Advertencia: quedarse dormido escuchando esta canción puede conllevar graves consecuencias, como si de Freddy Krueger se tratase. ¿Estará también Kamikaze atrapado en una pesadilla? Quién sabe… lo que sí sabemos es que no perdona asaltar frigoríficos en mitad de su trabajo.

Las mejores armas de tortura: las palabras y la música. Egotrip hardcore donde tampoco escasea el mensaje. Desde el mítico clip Mensajero del Sótano (2011) protagonizado por Sicario, no hemos visto nada parecido a esto. En definitiva, Coloco Mi Sello es más que “un videoclip de rap”. Es una carta de presentación, el manifiesto de su próximo trabajo donde deja clara sus intenciones. Una lucha contra todo tipo de barreras conceptuales y prejuicios infundados. Si aparte de escuchar rap leyéramos un poco más, sabríamos que Nietzsche afirmó que la “muerte de dios” es el primer paso para la llegada del superhombre, ese individuo pleno de voluntad que se vale por sí mismo. ¿Será la víctima del videoclip una metáfora qué refleje ese mensaje junto con la actitud del Maestro? El cine es lo que tiene, que activa y agita el pensamiento. Y recordad: nunca os durmáis con el 13. – Sebastián Arteaga


En la red